jueves, 10 de julio de 2014

SYSTEME ROSKOPF PATENT 1ª

Vamos a continuar con un reloj, que a diferencia del anterior ha resultado algo más complejo de reparar. Al tratarse de trabajos para adquirir práctica, todas las piezas se han comprado en subastas de eBay, no superando en este caso los 10€.
Siguiendo el consejo que me dieron en uno de los foros por los que me muevo, decidí comprar un movimiento Roskopf. Conocido como el “reloj proletario”, este movimiento es bastante sencillo pero a la vez robusto.
A simple vista, se puede ver que el reloj sufrió un golpe bastante fuerte, algo que pude comprobar al desmontarlo.

Sin la esfera, en la que se ve la protuberancia (para alojar uno de los pivotes del eje del cubo) que ha causado la rotura de la esfera, así como gran cantidad de óxido y suciedad en el resto.

Comenzamos el despiece:
Órgano regulador. Volante con su puente y espiral + áncora con su puente. Uno de los pivotes del eje estaba literalmente remachado al puente por lo que al intentar separarlo este se partió.

Rueda de corona, rochete, trinquete/muelle y su puente.

La pletina con su puente (en el mismo lleva grabado una “M” del fabricante, aunque no he conseguido averiguar quien fue), cubo y tren de rodaje + rueda de escape. A saber en donde estuvo metido ya que como puede verse lleva hasta restos de paja.

La pletina doblada. Para enderezarla use como apoyo una superficie plana de acolchado duro y un pequeño taco de madera. Con esto se evitan marcas indeseables. El eje de la rueda de minutos también estaba algo doblado.

Tras enderezar y reparar las piezas rotas, procedí a la limpieza. Lo primero que hice fue sumergirlas en un producto de fabricación casera compuesto de agua destilada + ácido acético + acetona + amoniaco + detergente (proporción: por cada 5 l de agua 195 cl de cada uno de los productos). Tras 1 día, se enjuagan y se meten en gasolina. Finalmente se terminan de limpiar con alcohol isopropílico. Cuando el óxido está muy incrustado, primero uso lana de acero muy fina y si con esto no se va, recurro a la grata aunque no me gusta porque deja bastantes marcas.
Todo el movimiento limpio y despiezado.

Después de montar todo el movimiento llego la hora de la reparación del eje de volante. Tras buscar en eBay el repuesto, fue imposible encontrarlo. Dado que hay gran cantidad de movimientos Roskopf, Systeme Roskopf, etc, determinar cuál es el eje idóneo es algo complicado. Aun cuando no lo había hecho nunca, me decidí a tornear mi primer eje de volante. Este fue el resultado (se puede apreciar que no es perfecto). Por ser algo bastante interesante, prefiero dedicar una entrada solamente a este tema.

El eje montado en el volante.

El reloj funcionando con el eje viejo sobre el puente. Se puede apreciar el tamaño del mismo. Se puede ver también que el alcohol a contribuido a que el latón hay envejecido algo matando el brillo del pulido.

Las piezas que he necesitado fabricar junto con el eje de volante: Tija, pulsador cambio horas, tornillo fijación a caja y calzo para el puente del volante.

El reloj acabado a falta de restaurar la esfera.


2 comentarios:

  1. fenomenal trabajo,yo tengo uno no me funciona pero pienso que es de suciedad,el relojero me lo dira.

    ResponderEliminar
  2. Gracias.

    Los más probable es que el problema de tu reloj sea por suciedad. A ver si tienes suerte y puedes recuperarlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar