domingo, 30 de enero de 2022

VULCAIN 65Y

Hace ya bastante tiempo un amigo me ofreció este raro calibre. Como veréis su estado no era el más aceptable pero ya sabéis que me encantantan los retos, así que decidí tirar para adelante y quedarmelo sin saber si prodría recuperarlo o no. Al final ya se sabe, si no funciona pa piezas.

Lo primero de todo, es que es un calibre pequeño de 10.5 montado a partir de un calibre Vulcaín 65M.

Aparte de la limpieza general, se puede ver a simple vista que el espiral va algo por libre, además de que el eje de volante tiene los pivotes rotos.

Después de un ratillo de trabajo el espiral esta enderezado. Para aquellos que se animen, aconsejo problarlo sobre el puente antes de montarlo en el volante, así podremos comprobar si la virola está centrada y el espiral horizontal al puente.


Un poco de óxido para aderezar la reparación.

Y la primera prueba de fuego. Sin limpiar el calibre, probamos que funciona tras cambiar eje y enderezar espiral.

Y hasta aquí la parte fácil que se hace siempre, cambio de eje, enderezar espiral, óxido, limpieza...... Pero esto es un crono, y me he encontrado con que está a falta de piezas que son las que le permiten funcionar, en este caso los muelles planos que actuan sobre palancas y rueda de pilares.

Hice varías consultas a una de la mejores relojeras que se puede encontrar hoy en día, Rebecca Struthers, sobre el mejor material a utilizar y me dijo que suele utilizarse el acero O1. Este acero se usa en cuchillería, así que pensé que las cuchillas viejas x-acto me serían de utilidad.

 
Y teniendo claro el materíal nos ponemos manos a la obra, eso sí, cruzando los dedos.
 
 
Hechos los muelles viene el momento del templado, otra de las tareas complicadas. Después de consultar nuevamente me dijeron que el mejor método era enrollar la pieza en hilo de metal y rellenar el ovillo con jabón líquido natural antes de ponerlo al rojo y sumergirlo en aceite motor. La pieza templa sin riesgo de roturas.
 

Tras la realización de los muelles, vamos a ver si esto funciona y no parte ninguno.
 
Y vamos con el segundo problema. Me puse en contacto con el servicio oficial Vulcaín a ver si era posible conseguir una caja adecuada, aunque fuera de un cricket, pero na de na, esto es demasiado antiguo y ellos tampoco tienen nada. Toca currar de nuevo.

Empezamos con las secciones interiores y exteriores para el movimiento, esfera, bisel y tapa.
 
 
Lo siguiente es ir dándole la forma básica a lo que será la caja.
 
 
Toca darle forma. Como siempre dibujo de corel impreso y pegado con pegamento de barra. Corte inicial con sierra de joyero.
 

Para terminar de ajustar la forma, uso la nueva fresadora de frabricación casera y el útil que ya mostré en otras entradas.

 
Primera prueba con la esfera.
 
 
Pulida y lista para rodiar.
 
 
Rodiada, con los cristales y pulsador.
 

Y por fin el reloj acabado. La esfera tal cual, ya que pienso que lo mejor es no tocarla si no es extrictamente necesario.

 

3 comentarios: